Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | March 11, 2014

El Instituto MIND de UC Davis alcanza el rango de centro de neurodesarrollo de elite de los EE.UU.

El Instituto MIND fue designado como uno de los 15 Eunice Kennedy Shriver Centros de Investigación de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo que existen en el país

(SACRAMENTO, Calif.)

El Instituto MIND de UC Davis fue denominado Centro de Investigación de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (IDDRC, por sus siglas en inglés), a través de una prestigiosa beca del Instituto Nacional de Salud Pediátrica y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de los Institutos Nacionales de Salud, una distinción reservada para unos pocos de centros de neurodesarrollo en todo el país dedicados al diagnóstico, la prevención, el tratamiento y la mejora de los trastornos del desarrollo como el autismo, el síndrome del cromosoma X frágil y el síndrome de Down.

Leonard Abbeduto Leonard Abbeduto

Los Centros de Investigación de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo realizan investigaciones interdisciplinarias integrales que promueven el descubrimiento y la transferencia de investigaciones en ciencias básicas a aplicaciones clínicas. La designación le otorgará al Instituto MIND nuevas herramientas que le permitirán profundizar sus investigaciones sobre neurodesarrollo en todas las escuelas, los programas y departamentos de la universidad, y así consolidar su posición como “la casa construida gracias a la colaboración”, y juntos articular el trabajo de clínicos e investigadores en ciencias básicas para realizar avances en el desarrollo de nuevas terapias para personas con trastornos del neurodesarrollo.

Existen solo 15 centros IDDRC en todo el país. Otros establecimientos con esta designación son el Children’s Hospital de Philadelphia, Children’s Hospital de Boston y el Children’s National Medical Center de Washington, D.C. El IDDRC del Instituto MIND se financia con una subvención de $6,5 millones a cinco años.

“Para ser elegida para el programa IDDRC, una institución debe cumplir con criterios científicos rigurosos”, afirmó Melissa Parisi, jefa de la División de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo del Instituto Nacional de Salud Infantil. “Estamos muy ansiosos por conocer los aportes que realizará Instituto MIND al programa de los centros y a la investigación sobre discapacidades intelectuales y del desarrollo”.

El Director del Instituto MIND, Leonard Abbeduto, Titular de la Cátedra Tsakopoulos-Vismara del Departamento de Psiquiatría y Ciencias Conductuales, está a cargo de la dirección del nuevo centro.

“En sus distintas escuelas y universidades, divisiones y programas, UC Davis ha asumido el firme compromiso de crear una vida mejor y más sana para los niños con trastornos del neurodesarrollo”, comentó Abbeduto.

 “Con la designación como IDDRC, el Instituto MIND tendrá nuevos recursos importantísimos que le permitirán avanzar en su misión de acelerar la transformación de los descubrimientos de ciencias básicas en aplicaciones clínicas, con el fin de ayudar a niños y adultos afectados por trastornos del neurodesarrollo y a sus familias en todo el mundo y de cambiar sus vidas hoy,” afirmó. 

Los codirectores delIDDRC son Judy Van de Water, una inmunóloga reconocida internacionalmente y profesora del Departamento de Medicina Interna muy respetada por sus estudios innovadores del sistema inmunológico y el autismo, y Tony J. Simon, un neurocientífico cognitivo y profesor del Departamento de Psiquiatría y Ciencias Conductuales, referente mundial en la investigación del síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2 (también conocido como síndrome de DiGeorge o velocardiofacial).

“La designación como IDDRC nos cambia el juego”, afirmó Van de Water. “Hará que sea más fácil para el Instituto MIND trabajar en la gran ciencia: más estudios integrales e investigaciones traslacionales, utilizando técnicas de investigación sumamente innovadoras. La red del IDDRC permitirá compartir esos descubrimientos y tecnologías con nuestros propios investigadores y con el resto de los centros IDDRC del país”.

“La estructura y los temas de nuestro nuevo IDDRC hará que las interacciones interdisciplinarias casi exclusivas de los clínicos e investigadores del Instituto MIND pasen a un nivel completamente nuevo“, dijo Simon. “La experiencia de nuestros Líderes y usuarios creará combinaciones poco comunes de evaluaciones conductuales y de neuroimagen además de otras mediciones biológicas y el conocimiento analítico integrador que permitirá que nuestros equipos comprendan a los individuos con trastornos del neurodesarrollo con mayor profundidad que antes, y esto acelerará el progreso hacia las intervenciones y las curas propuestas”.

Por ejemplo, un nuevo estudio de prueba de concepto requerirá la experiencia y los conocimientos mundialmente reconocidos del Instituto MIND sobre investigación y atención de pacientes con trastornos relacionados con el cromosoma X frágil, donde un equipo realizará estudios clínicos de los tratamientos dirigidos — medicamentos experimentales — y otro brindará, en simultáneo, un programa de intervención conductual implementado por los padres, que se entregará vía telemedicina.

Otro equipo de colaboradores utilizará una herramienta nueva para medir el éxito continuo de estos enfoques, evaluando la habilidad de los participantes del estudio para adquirir y utilizar el lenguaje. Otros investigadores explorarán la desregulación del gen 1 de retraso mental por cromosoma X frágil (FMR1, por su sigla en inglés), la causa de los trastornos relacionados con el cromosoma X frágil, y examinará el trasfondo de la enfermedad. Randi Hagerman, investigador de cromosoma X frágil reconocido internacionalmente y Director Médico del Instituto MIND, es el investigador principal de este estudio de tratamiento multimodal.

“Este estudio de tratamiento demuestra que el Instituto MIND es, y siempre se esforzó por ser, un punto de encuentro entre los investigadores en ciencias básicas que estudian la inmunología y la genética y los médicos, psicólogos y expertos en telesalud para ayudar a niños y sus familias”, dijo Hagerman.

Además del núcleo administrativo que mejorará la eficacia de los científicos que realizan las investigaciones a través del IDDRC, habrá cinco núcleos científicos que aportarán importantes recursos al programa nuevo:

  •  Núcleo de Investigación Traslacional y Clínica: recluta a las familias en estudios de investigación del IDDRC, con especial foco en el uso de la tecnología y la participación de comunidades diversas en la misión de investigación del Instituto MIND
  • Núcleo de Análisis Biológico: brinda ensayos sobre la función inmunológica, la imagen y biología celular y molecular, y los contaminantes ambientales
  • Núcleo de Análisis Neuroconductual: mide el complejo comportamiento humano, particularmente en lo que se refiere a establecer endofenotipos
  • Núcleo de Comportamiento de Roedores: ensayo sobre comportamiento de roedores para evaluar los modelos de roedores obtenidos mediante ingeniería genética y respaldar las evaluaciones preclínicas sobre seguridad y eficacia de los medicamentos
  • El Núcleo de Bioestática, Bioinformática y Diseño de la Investigación: maneja y analiza los datos complejos derivados de los estudios con humanos y animales

El Instituto MIND se fundó hace 16 años, encabezado por seis padres apasionados y visionarios de niños pequeños con autismo. Se habían propuesto crear un instituto de investigación donde los padres, líderes comunitarios, investigadores, clínicos y voluntarios pudieran colaborar para estudiar y tratar el trastorno y otros problemas del neurodesarrollo. Trabajaron incansablemente recaudando fondos y haciendo lobby en la universidad y el estado de California para crear el instituto en 1998.

”Esta designación es trascendente”, comentó Sarah Gardner, miembro de una de las Familias Fundadoras del Instituto MIND que ayudaron a crear el instituto hace 16 años atrás. “Habla muy bien de la gente que tenemos en este lugar, que dejan su corazón, mente y alma cada día al atravesar estas puertas”.

 “¿Si me gustaría decir que tenemos la cura para el autismo?, preguntó Gardner. “Sí, y creo que vamos a poder hacerlo”.

En el Instituto MIND de UC Davis, científicos de renombre mundial llevan a cabo una investigación colaborativa e interdisciplinaria para buscar las causas y desarrollar tratamientos y curas para el autismo, el trastorno de déficit de atención/hiperactividad (ADHD), síndrome de X frágil, síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2, síndrome de Down y otros trastornos del neurodesarrollo. Para obtener más información, visite mindinstitute.ucdavis.edu.