Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | February 14, 2014

El uso de fórmula en hospitales atenta contra la lactancia materna

Las madres que expresaron su deseo de amamantar lo hicieron mucho menos cuando sus bebés recibieron fórmula

(SACRAMENTO, Calif.)

La alimentación con lecha de fórmula en hospitales aumenta significativamente el riesgo de abandonar por completo la lactancia materna en el segundo mes de vida del bebé y el riesgo de dejar de amamantar en una etapa temprana, incluso en aquellos casos en que las madres han expresado un fuerte deseo de seguir con la lactancia durante más tiempo, según los investigadores que participaron en un estudio de UC Davis.  

Caroline Chantry Caroline Chantry

“Estamos un paso más cerca de demostrar que suministrar fórmula en los hospitales puede ocasionar problemas ya que reduce el período durante el cual las mujeres amamantarán posteriormente”, afirma Caroline Chantry, autora principal y profesora de pediatría clínica del Centro Médico de UC Davis. “A pesar de la gran motivación para amamantar a sus bebés, el uso de fórmula en el hospital limita esta práctica tan importante. Dado los beneficios que tiene la lactancia materna tanto para la madre como para el bebé, esto pasó a ser un tema de salud pública”.

In-Hospital Formula Use Shortens Breastfeeding Duration” (El uso de fórmula en hospitales acorta el período de lactancia) se publicó hoy en Internet en The Journal of Pediatrics. Este estudio incluyó únicamente a las mujeres que habían manifestado su intención de alimentar a sus bebés exclusivamente con leche materna durante como mínimo una semana, es decir que no tenían pensado utilizar fórmula en el hospital.

Si bien estudios anteriores han analizado la relación entre el uso de fórmula y la lactancia materna, hay quienes han cuestionado los resultados, preguntándose si las madres que utilizan fórmula simplemente están menos comprometidas con la lactancia materna. Para evaluar dicha objeción, el equipo de UC Davis encuestó a futuras mamás para determinar su intención de amamantar a sus bebés y les realizó un seguimiento después del parto para ver los resultados.

En el estudio, 210 bebés fueron alimentados exclusivamente con leche materna en el hospital (Centro Médico de UC Davis), mientras que 183 recibieron fórmula en algún momento. En los 60 días posteriores, la lactancia materna disminuyó drásticamente en el grupo que había recibido fórmula. Entre el día 30 y el 60, el 60,8 por ciento de los bebés que habían recibido fórmula en el hospital ya no se alimentaban exclusivamente con leche materna, comparado con el 37 por ciento en los bebés que habían sido alimentados exclusivamente con leche materna en el hospital. Después de dos meses, el 33 por ciento de los bebés alimentados también con fórmula ya no se alimentaban con leche materna. Por el contrario, solo el 10 por ciento del grupo que había recibido leche materna en el hospital abandonó la lactancia.

Algo que tiene aún mayor relevancia es que la alimentación con fórmula en el hospital disminuyó drásticamente la probabilidad de comenzar más tarde con una alimentación exclusivamente con leche materna así como cualquier  tipo de lactancia incluso después de realizar ajustes por la gran insistencia de las madres a continuar con estas prácticas. El uso temprano de fórmula duplicó el riesgo de usar fórmula en los días 30 y 60, y prácticamente triplicó el riesgo de abandonar la lactancia para el día 60.

El estudio también determinó que el abandono de la lactancia estaba relacionado con la dosis. En otras palabras, cuanta más fórmula reciben los bebés durante su estadía en el hospital, menos probabilidades existen que la madre continúe con la lactancia. Es la primera vez que investigadores encuentran una relación entre las dosis de fórmula suministrada en el hospital y  el comportamiento de lactancia.

Las madres indicaron varios motivos por los cuales creían que sus bebés habían recibido fórmula en el hospital. Muchas creyeron que no estaban produciendo suficiente leche. Algunas manifestaron que sus bebés no estaban recibiendo suficiente nutrición y que no se estaban prendiendo correctamente. Chantry señala que en ocasiones la fórmula es necesaria por motivos médicos y que es importante comprender mejor cómo minimizar sus efectos negativos sobre la lactancia materna.

Chantry cree que esta investigación resalta el valor de Los diez pasos para una lactancia exitosa, pautas basadas en pruebas para ayudar a las madres con la lactancia. Estas pautas tienen como objetivo educar a las mujeres sobre los beneficios de la lactancia materna, enseñarles cómo amamantar a sus bebés y limitar el uso de fórmula salvo que sea necesario por motivos médicos.

“Estos resultados remarcan la importancia de brindar un apoyo integral a las mujeres que desean amamantar”, manifestó. “Los médicos y enfermeros deben recibir capacitación para ayudar y las consultoras de lactancia deben estar disponibles. Debemos hacer más para ayudar a las madres a superar los obstáculos de la lactancia y limitar el uso de fórmula”.

Durante los primeros seis meses de vida, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda la lactancia materna exclusiva — en vez de usar fórmula para bebés — debido a los riesgos de usar fórmula para la salud del recién nacido y de la mamá. Si desea obtener más información, visite el sitio web de la política sobre lactancia materna de la academia.

Los otros autores del estudio fueron Kathryn G Dewey, Janet M Peerson de UC Davis y Erin A Wagner y Laurie A Nommsen-Rivers de Cincinnati Children's Hospital.

Este estudio fue financiado por Maternal and Child Health Research Branch, DHHS R40MC04294 y NIH 1R21HD063275-01A01.

Hospital Infantil de UC Davis
El Hospital Infantil de UC Davis es el único hospital integral para niños en la región de Sacramento que ofrece atención a bebés, niños y adolescentes con servicios de subespecialidades médicas, y atención primaria y crítica. El hospital incluye el único centro de traumatismo pediátrico de nivel 1 en el Valle Central, que ofrece el nivel más alto de atención para heridas de traumatismo. Este hopsital infantil de 110 camas incluye 49 camas, una unidad neonatal de cuidados intensivos de vanguardia y una unidad pediátrica de cuidados intensivos de 16 camas. Con más de 120 médicos en 33 subespecialidades, el Hospital Infantil de UC Davis tiene más de 74,000 visitas clínicas y de hospital y 13,000 visitas a la sala de emergencia cada año. Para mayor información, visite children.ucdavis.edu.