Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | December 18, 2013

No se observan mejoras en las tasas de supervivencia de pacientes con cáncer de próstata metastásico

El análisis del PSA probablemente juega un rol en la reducción de la mortalidad general por la enfermedad

(SACRAMENTO, Calif.)

Desde la incorporación del análisis del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) a fines de la década de los ochenta, la mortalidad por cáncer de próstata disminuyó más de un 40 por ciento. No obstante, se plantearon tremendas controversias acerca de si dicha reducción se debe efectivamente al análisis del PSA. En un estudio publicado recientemente, los investigadores de UC Davis sugieren que es muy probable que el examen del PSA juegue un rol muy importante en esto.   

Marc Dall'Era © UC Regents Marc Dall'Era © UC Regents

Para echar más luz sobre este tema, los investigadores del Centro Integral del Cáncer de UC Davis analizaron la supervivencia entre los hombres a quienes originalmente se les había diagnosticado cáncer con metástasis, partiendo de la hipótesis de que el éxito en el tratamiento del cáncer avanzado y la mejora en las tasas de mortalidad por la enfermedad metastásica podrían estar impulsando las mejoras observadas en la supervivencia general, independientemente del examen del PSA. Sin embargo, los investigadores descubrieron que en los últimos 25 años, la mortalidad de los hombres con cáncer de próstata metastásico avanzado no ha sufrido cambios. El estudio se publicó hoy en la revista Cancer.

Si bien el análisis del PSA claramente mejoró la detección temprana del cáncer de próstata, hay una cierta preocupación por considerarse que esta herramienta de detección en realidad tiene un impacto limitado sobre la mortalidad. El análisis mide los niveles en sangre del PSA, una proteína producida por la glándula prostática. Cuanto más alto es el nivel de PSA en un hombre, mayor es la probabilidad de que tenga cáncer de próstata. Pero el examen no es eficaz para determinar la gravedad de la enfermedad, lo cual lleva a que hombres con un cáncer de crecimiento lento se sometan a terapias innecesarias y sus correspondientes efectos secundarios. En 2012, el United States Preventative Services Task Force (Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos) recomendó no realizar controles de rutina del análisis de PSA.

“Nuestra investigación demostró que si bien las tasas de mortalidad por cáncer de próstata han disminuido en general, los hombres con un cáncer que se ha extendido fuera de la próstata siguen muriéndose al mismo ritmo que antes”, afirmó Marc Dall’Era, oncólogo urólogo y autor senior del estudio. “Este hallazgo sugiere que los análisis de rutina del PSA, que han disminuido de manera drástica la incidencia de metástasis, también pueden ser efectivos para reducir la mortalidad causada por la enfermedad”.

Para probar su hipótesis de que la reducción de la tasa general de mortalidad está emparentada con la mejora en los tratamientos, el equipo examinó los datos del Registro de Cáncer de California. Analizaron los datos correspondientes a hombres de más de 45 años que presentaron cáncer de próstata metastásico por primera vez entre 1988 y 2009 y la supervivencia general de 19,336 hombres, estratificando los grupos según el momento del diagnóstico (incluido antes y después de la introducción del análisis del PSA), la etnia, la edad, el grado del cáncer y otros factores.

La investigación corrobora estudios anteriores que demostraron una reducción del 65 por ciento en los casos diagnosticados inicialmente con cáncer metastásico desde la aparición del análisis del PSA. Esta reducción se debe a que los hombres fueron diagnosticados en forma temprana gracias al examen del PSA. No obstante, el nuevo estudio demuestra que en el caso de los hombres que fueron diagnosticados con cáncer de próstata metastásico, no se observó una mejora en la supervivencia.

“El efecto que estamos observando respecto de la mortalidad en este grupo tiene más que ver con que hemos anticipado más la etapa de diagnóstico”, comentó Dall’Era. “En otras palabras, dado que el análisis del PSA detecta el cáncer en una etapa más temprana, hay menos hombres a los que se les detecta la enfermedad con metástasis. Sin embargo, no se observó ninguna mejora en la supervivencia de los hombres con metástasis que se relacione con la disminución general de la mortalidad entre los hombres con cáncer de próstata”.

“La investigación también demuestra la necesidad urgente de desarrollar mejores tratamientos para los hombres con cáncer de próstata metastásico”, afirmó Ralph de Vere White, director del Centro Integral del Cáncer de UC Davis, y uno de los coautores del estudio.

“Este es un estudio fundamental ya que plantea, de forma indiscutible, los problemas a los que nos enfrentamos”, comentó de Vere White. “Si bien podemos reducir la mortalidad del cáncer de próstata, no hemos logrado reducir la mortalidad entre los hombres con la enfermedad metastásica: cáncer de próstata avanzado que termina matando a estos hombres”.

Aunque el estudio no observó logros en materia de supervivencia para los hombres con un estado avanzado del cáncer, existen algunas buenas noticias. Por ejemplo, la disparidad de supervivencia entre los hombres afroamericanos y blancos se redujo con el tiempo. La investigación demostró que ambos grupos presentaron tasas de supervivencia similares después de que se comenzó a realizar el examen del PSA. De hecho, el equipo determinó que la condición socioeconómica incide mucho más que la raza para determinar la supervivencia.

Finalmente, el estudio no logró identificar un agente potencialmente significativo que contribuya a la reducción de la mortalidad del cáncer de próstata. Estos autores manifestaron que es necesario continuar con la investigación para determinar qué causa estos logros, además de un nuevo enfoque sobre el rol del análisis del PSA en la prevención de la mortalidad.

“No se han observado cambios radicales en la supervivencia de los hombres con cáncer de próstata”, dijo Dall’Era. “Por otro lado, la cantidad de hombres que presentan cáncer de próstata metastásico ha disminuido precipitadamente gracias al análisis del PSA. ¿Acaso esto significa que el examen del PSA es lo que está causando la disminución del 40 por ciento en la mortalidad por cáncer de próstata? Estos datos sugieran que deberíamos continuar evaluando los beneficios del examen del PSA antes de realizar recomendaciones de políticas públicas de gran alcance que desaconsejen su uso”.

Los otros investigadores de este estudio fueron Jennifer N. Wu, Kari M. Fish y Christopher P. Evans.

Esta investigación fue financiada por el Centro Integral del Cáncer de UC Davis, Epidemiology Shared Resource (Recurso Compartido de Epidemiología).

Centro Integral del Cáncer de UC Davis
El Centro Integral del Cáncer de UC Davis es el único centro designado por el Instituto Nacional del Cáncer que presta servicios en el Valle Central y el Norte de California, una región de más de 6 millones de personas. Sus especialistas prestan atención integral y de calidad a más de 10,000 adultos y niños cada año, y ofrecen a los pacientes acceso a más de 150 ensayos clínicos. Su programa innovador de investigación cuenta con más de 280 científicos de UC Davis, el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore y el Laboratorio Jackson (JAX West), cuyas sociedades científicas facilitan el descubrimiento de nuevas técnicas para diagnosticar y tratar el cáncer. A través de la Red de Atención del Cáncer, UC Davis colabora con hospitales y centros clínicos en todo el Valle Central y el Norte de California para ofrecer a los pacientes con cáncer los servicios más avanzados de atención. Su trabajo en la comunidad y sus programas de educación apuntan a reducir las desigualdades en los resultados del tratamiento del cáncer en distintas comunidades étnicas. Para mayor información, visite cancer.ucdavis.edu.