Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | October 30, 2012

Controlar la depresión puede mejorar la salud de pacientes con insuficiencia cardíaca

(SACRAMENTO, Calif.)

Controlar la depresión en pacientes con insuficiencia cardíaca puede mejorar su estado de salud, funcionamiento social y calidad de vida, según un nuevo estudio realizado por psiquiatras y cardiólogos en las facultades de medicina de UC Davis y Duke University.

Si bien la depresión es conocida por empeorar una serie de enfermedades, el estudio actual es uno de los primeros en mostrar que reducir los síntomas de la enfermedad mental puede beneficiar la salud física. El estudio está disponible actualmente en Internet y se distribuirá en la edición impresa de Circulación: Insuficiencia Cardíaca, el 20 de noviembre. 

"La mejora en las pruebas de resistencia fueron particularmente sorprendentes",  dijo Glen Xiong, autor líder del estudio y profesor clínico asociado de psiquiatría y ciencias de la conducta en UC Davis.  "Creo que con estas significativas mejoras funcionales, los médicos estarán más motivados para evaluar y tratar los síntomas depresivos en la gente con insuficiencia cardíaca".

La insuficiencia cardíaca hace que la acción de bombeo del corazón se vuelva progresivamente débil, y aún con tratamientos avanzados la condición está asociada a mayor incapacidad y mortalidad.  Se estima que los costos directos e indirectos de la enfermedad en Estados Unidos son de más de $37 mil millones.  La insuficiencia cardíaca afecta a más de 5 millones de estadounidenses, de los cuales aproximadamente un 20 por ciento son diagnosticados también con depresión.

Para el estudio, Xiong y sus colegas realizaron un análisis secundario con información obtenida en el estudio de Sertralina Contra la Depresión y Enfermedades Cardíacas en Insuficiencia Cardíaca Crónica del 2008 (SADHART-CHF). Este ensayo clínico evaluó la eficacia del medicamento antidepresivo sertralina para reducir síntomas depresivos y cardíacos en 469 hombres y mujeres de más de 45 años de edad con insuficiencia cardíaca y también trastorno depresivo grave.

La sertralina pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina que pueden ayudar a equilibrar los químicos del cerebro vinculados al trastorno de pánico y la depresión.  Los resultados iniciales del estudio SADHART-CHF mostraron que el tratamiento con sertralina, sin embargo, no fue significativamente distinto a los del placebo en reducir los síntomas depresivos.

El estudio actual se concentró en la depresión y el estado de salud de los participantes, independientemente de la sertralina.

"Queríamos investigar más profundamente los efectos de salud en pacientes cuya depresión mejoró durante el período del estudio, independientemente de su uso de medicamentos", dijo Xiong.

Xiong y el equipo de investigación usaron información de evaluaciones rigurosas y estandarizadas realizadas en el curso de las 12 semanas del estudio SADHART-CHF para medir tanto la depresión como la salud en general.  La escala de valoración de Hamilton para la evaluación de la depresión se aplicó periódicamente a todos los participantes del estudio para determinar la severidad de los síntomas depresivos. 

La salud cardíaca y general fueron determinadas usando el Cuestionario de Cardiomiopatía de Kansas City y la Encuesta de Salud de Formulario Corto (completados por 285 participantes del estudio) y una prueba de caminar de seis minutos (completada por 378 participantes).

Los participantes que vieron una remisión de su depresión durante la intervención del ensayo mostraron mejoras en sus evaluaciones de salud física en una variedad de mediciones, incluyendo limitación social, limitación física, calidad de vida, frecuencia de los síntomas y totalidad de los síntomas.

"Para poner los resultados en perspectiva, un cambio de cinco puntos en el Cuestionario de Cardiomiopatía de Kansas City es clínicamente significativo", dice Xiong. "Los pacientes cuya depresión estaba en remisión tuvieron resultados 13 puntos más altos que aquellos que no estaban en remisión".

Esos resultados fueron respaldados por la Encuesta de Salud de Formulario Corto, que mostró que la reducción de síntomas depresivos también mejoró la función física y la percepción de salud en general.  La prueba de caminar de seis minutos también mostró mejoras significativas en resistencia, ya que los pacientes con menos depresión pudieron caminar en promedio 47 metros - o aproximadamente 154 pies -- más que sus pares con depresión grave.

Según los científicos, estos resultados abren un nuevo canal de investigación que podría conducir a terapias capaces de capitalizar en las conexiones entre la mente y el cuerpo y ayudar a pacientes con insuficiencia cardíaca a estabilizar su condición.

"Nuestro nuevo estudio es sólo el comienzo, ya que la relación entre el cuerpo y la mente es extremadamente compleja", dijo Wei Jian, también autor del estudio y director del Laboratorio de Neuropsicocardiología del Centro Médico de Duke University.

"Médicos y científicos reconocen cada vez más que la mente y el cuerpo tienen conexiones poderosas, lo cual es prometedor porque éstas han sido segregadas por años", agregó Jiang.  "Este tipo de investigación interdisciplinaria puede ayudar a encontrar respuestas a cómo la salud física afecta la salud mental, y viceversa, e informar el desarrollo de prácticas clínicas que reconocen este enfoque".

Xiong y Jiang también recomiendan mayor investigación para delinear por qué algunos pacientes responden a medicamentos antidepresivos y otros no.

"Puede que haya diferencias subyacentes genéticas o fisiológicas, como determinantes inflamatorios que alteran las probabilidades de que los tratamientos den resultados óptimos", dijo Xiong.

"Sabiendo que aliviar la depresión puede traer amplios beneficios de salud física, queremos poder identificar formas de tratamiento tan útiles como sea posible para tanta gente como sea posible, especialmente para aquellos con enfermedades cardíacas serias".

El estudio SADHART-CHF fue financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental (beca número R01 MH063211-05).

Además de Xiong y Jiang, Maragatha Kuchibhatla del Instituto de Investigación Clínica de Duke, y Mona Fiuzat, Ranga Krishnan y Christopher O'Connor del Centro Médico de Duke University también fueron autores del estudio.

Sobre el Sistema de Salud de Duke 
Como sistema de salud académico y de atención médica de nivel mundial, el Sistema de Salud de Duke trabaja para transformar la medicina y la salud a nivel local y global a través de investigaciones científicas innovadoras, una traducción rápida de descubrimientos históricos y la educación de futuros líderes clínicos y científicos.  El Hospital de Duke University, la insignia del Sistema de Salud de Duke, es uno de los 10 mejores hospitales según una clasificación de U.S. News & World Report.  Para mayor información, visite www.dukemedicine.org.

Sobre la Facultad de Medicina de UC Davis 
La Facultad de Medicina de UC Davis es una de las escuelas líderes de medicina en el país, reconocida por sus investigaciones y programas de atención primaria.  La facultad ofrece programas de maestría con acreditación completa en salud pública e informática, y su programa combinado de medicina y doctorado está capacitando a la próxima generación de médicos científicos para realizar investigaciones de alto impacto y traducir sus descubrimientos en mejor atención clínica.  Además de ser reconocida como líder en investigación médica, la facultad está comprometida a atender a comunidades marginales y mejorar la atención médica rural.  Para mayor información, visite www.medschool.ucdavis.edu