Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | September 19, 2012

Nuevo medicamento, cuyo objetivo es el tratamiento del síndrome del gen X frágil, posiblemente autismo, es eficaz

Estudio descubre que medicamento trata el aislamiento social y los comportamientos desafiantes en el síndrome del gen X frágil

Editor's note:
View this release in English or 中文 Chinese
(SACRAMENTO, Calif.)

Un estudio, realizado por investigadores del Instituto de Investigación Médica de Trastornos del Neurodesarrollo, (MIND, por sus siglas en inglés) de UC Davis y del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago, ha descubierto que un compuesto investigativo que ataca los síntomas principales del síndrome del gen X frágil es eficaz para tratar el aislamiento social y los comportamientos desafiantes característicos de la condición, haciéndolo el primer descubrimiento de su clase para el síndrome del gen X frágil y, posiblemente, el primero para el trastorno del espectro autista.

Randi Hagerman con un paciente © UC Regents Randi Hagerman con un paciente © UC Regents

El hallazgo es el resultado de una prueba clínica en sujetos adultos e infantiles que sufren del síndrome del gen X frágil. Sin embargo, éste sugiere que es posible que el compuesto tenga implicaciones de tratamiento para al menos una parte de la creciente población de individuos que sufren del trastorno del espectro autista, así como para aquéllos con otras condiciones definidas por déficits sociales. El estudio se publicó en línea el día de hoy en la revista Science Translational Medicine.

"La primera prueba del medicamento en pacientes" la llevaron a cabo Elizabeth Berry-Kravis del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago y Randi Hagerman del Instituto de MIND de UC Davis, investigadoras del gen X frágil, reconocidas internacionalmente. En ésta se examinaron los efectos del compuesto STX 209, conocido también por el nombre de Arbaclofen. El estudio se llevó a cabo en colaboración con Seaside Therapeutics, una compañía farmacéutica de Cambridge, Mass., que se concentra en traducir investigaciones en un laboratorio sobre el gen X frágil y el autismo en intervenciones terapéuticas. Seaside Therapeutics produce el compuesto.

"Este estudio muestra que el STX 209 es una parte importante del tratamiento del síndrome del gen X frágil, puesto que éste mejoró los síntomas en aquellas personas con déficits sociales considerables o con autismo, así como con el síndrome del gen X frágil," dijo Hagerman, que es la directora médica del Instituto de MIND. "Además, estudios adicionales sugieren que el STX 209 puede ser útil para el autismo, sin el síndrome del gen X frágil. Hasta ahora, no había habido tratamientos dirigidos disponibles para el autismo. Éste parece ser el primero."

El síndrome del gen X frágil es la causa conocida más común del deterioro intelectual heredado, conocido anteriormente como retraso mental, y la principal causa conocida del autismo de un solo gen. El deterioro social es uno de los déficits principales, tanto en el síndrome del gen X frágil como en el autismo. Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) calcula que aproximadamente 1 de 4,000 hombres y 1 de 6,000 a 8,000 mujeres sufren del trastorno. Aproximadamente a 1 de 88 niños que nazcan hoy se les diagnosticará autismo, según los CDC.

"No hay ningún tratamiento aprobado por la Administración de Alimentos y Fármacos (Food and Drug Administration -- FDA) para el síndrome del gen X frágil, y las opciones disponibles ayudan a los síntomas secundarios, pero no tratan eficazmente los deterioros principales en el gen X frágil. Éste es el primer estudio a gran escala, que se basa en la comprensión molecular del gen X frágil, y sugiere que los síntomas principales posiblemente sean receptivos al tratamiento farmacológico," dijo la autora principal del estudio Elizabeth Berry-Kravis, profesora de pediatría, ciencias neurológicas y bioquímica, en el Centro Médico de la Universidad de Rush.

"Este estudio ayudará a señalar el comienzo de una nueva era de tratamientos dirigidos para trastornos genéticos, que se ha considerado históricamente que están más allá del alcance de la farmacoterapia," dijo Berry-Kravis. "Éste será un modelo para el tratamiento del autismo, la discapacidad intelectual y los trastornos del desarrollo cerebral, basándose en la comprensión de la disfunción en las trayectorias del cerebro, en lugar del tratamiento empírico de los síntomas. Esperamos que los tratamientos basados mecanísticamente, como el del STX209, a resumidas cuentas demostrarán que mejoran el funcionamiento cognitivo en pruebas de plazo más largo."

Los estudios en ratones manipulados genéticamente para exhibir características del gen X frágil, incluyendo el deterioro social, han sugerido que las anomalías del comportamiento en el gen X frágil resultan de deficiencias en el neurotransmisor conocido como ácido gama aminobutírico (gamma-amino butyric acid -- GABA). Se ha observado un menor GABA en un modelo de ratón del gen X frágil en muchas áreas del cerebro, incluyendo el hipocampo, y se ha formulado la hipótesis de que es una base de la ansiedad y evasión social, características de las personas que sufren del síndrome del gen X frágil, indica el estudio.

El Arbaclofen es un agonista para los receptores del ácido gama aminobutírico tipo B o GABA-B. Un agonista es un químico que se combina eficazmente con un receptor en una sinapsis para causar una reacción fisiológica, típica de una substancia que ocurre de manera natural. El comportamiento repetitivo causado por la ansiedad y la evasión social se ha reducido en los ratones manipulados con el gen X frágil, a los que se les trató con arbaclofen. El estudio actual, primero en su clase, investigó si el arbaclofen produciría resultados semejantes en sujetos humanos.

La prueba clínica controlada con un placebo, doblemente ciega, reclutó inicialmente a 63 hombres, en 12 centros a lo largo de los Estados Unidos para la investigación, que se llevó a cabo entre diciembre del 2008 y marzo del 2010. La edad de los participantes variaba desde los 6 hasta los 39 años. De los participantes iniciales, 56 completaron la prueba clínica. No hubo bajas relacionadas con la tolerancia del medicamento. A la mayoría de los sujetos se les trató con la que se determinó que era la dosis óptima tolerada del medicamento del estudio, 10 miligramos dos veces al día en pacientes más jóvenes y tres veces al día en adultos. El cumplimiento lo vigilaron los tutores legales de los pacientes, quienes llenaban diariamente un formulario de dosis.

Los sujetos del estudio regresaron para someterse a evaluaciones a intervalos de dos y cuatro semanas, después de comenzar el tratamiento de seis semanas de duración. Luego, el medicamento se disminuyó durante un período de una a dos semanas. Después de una semana, los sujetos entraron a un segundo período de tratamiento.

Los efectos del medicamento se calificaron en base a variables de la Lista de Verificación de Comportamiento Aberrante, una escala de calificación de comportamientos para la evaluación de los efectos del tratamiento con el medicamento. La lista de verificación incluye variables para la irritabilidad, letargo/aislamiento, comportamiento estereotípico (repetitivo) e hiperactividad, entre otros factores.

El estudio descubrió una mejora para la población completa del estudio en la subescala de evasión social, un análisis validado por las calificaciones secundarias de la observación de los padres de la mejora en los tres comportamientos más problemáticos de los sujetos. Sin embargo, éste descubrió que el medicamento fue igual que el placebo en la subescala para la irritabilidad.

El estudio es uno de varios en el Instituto de MIND, dirigidos a ayudar a mejorar el comportamiento y la cognición para los individuos con el síndrome del gen X frágil y el trastorno del espectro autista. Actualmente, Hagerman está al frente de una prueba controlada más grande del STX 209 en UC Davis, que también se está llevando a cabo en varios centros, y que está inscribiendo a individuos con el síndrome del gen X frágil, entre las edades de los 5 a los 50 años. Los individuos interesados en inscribirse pueden comunicarse con Lindsey Partington al 916-703-0471, o por correo electrónico a lindsey.partington@ucdmc.ucdavis.edu.

"Esperamos ansiosos la realización de estudios adicionales que utilicen el STX 209, tanto en el autismo como en el síndrome del gen X frágil, ya que los estudios de ratones con el síndrome del gen X frágil demuestran la fortaleza a largo plazo de las conexiones sinápticas, con el uso continuo de este medicamento," dijo Hagerman.

Otros autores del estudio incluyen a David R. Hessl, Yi Mu y Danh V. Nguyen de UC Davis; Barbara Rathmell, Peter Zarevics, Maryann Cherubini, Karen Walton-Bowen, Paul P. Wang y Randall L. Carpenter de Seaside Therapeutics, Inc.; Joseph Gonzalez-Heydrich del Hospital Infantil de Boston; y Mark F. Bear del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Seaside Therapeutics financió el estudio.

El Centro Médico de Rush es un centro médico académico sin fines de lucro en Chicago, que consta del Centro Médico de la Universidad de Rush, la Universidad de Rush, el Hospital de Rush Oak Park y Rush Health. La Universidad de Rush es una universidad privada de ciencias de la salud, que brinda más de 30 opciones de títulos o certificados en medicina, enfermería, salud aliada e investigación biomédica. La Universidad de Rush consta de la Facultad de Medicina de Rush, la Facultad de Enfermería, la Facultad de Ciencias de la Salud y la Facultad de Graduados.

En el Instituto de MIND de UC Davis, científicos de renombre mundial participan en investigaciones para encontrar mejores tratamientos, así como las causas y las curas para el autismo, el trastorno de déficit de atención/hiperactividad, el síndrome del gen X frágil, el síndrome de Tourette y otros trastornos del neurodesarrollo. Los avances en la neurociencia, biología molecular, genética, farmacología y ciencias del comportamiento están incursionando en una mejor comprensión de la función cerebral. El Instituto de MIND de UC Davis toma de éstas y otras disciplinas para llevar a cabo investigaciones colaboradoras y multidisciplinarias. Para obtener más información, visite 
mindinstitute.ucdavis.edu.