Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | September 10, 2012

Traficantes de armas y prestamistas dicen que para los delincuentes es demasiado fácil conseguir armas

Los resultados de una encuesta se publican a pesar del esfuerzo de grupos de presión para bloquear los datos de la investigación

(SACRAMENTO, Calif.)

La mayoría de los prestamistas y traficantes de armas de fuego del país creen que a los delincuentes en Estados Unidos les resulta demasiado fácil obtener armas, según revela una Encuesta de Titulares de Licencias de Armas de Fuego de UC Davis.

Se cree que la encuesta es la primera en su tipo en recabar la opinión de prestamistas y traficantes de armas de fuego con licencia federal sobre temas sociales importantes y la industria de las armas de fuego, como así también información sobre las características de estos establecimientos en el negocio de las armas.

La encuesta, "Características de establecimientos y vendedores minoristas de armas de fuego con licencia federal en Estados Unidos: Resultados Iniciales de la Encuesta de Titulares de Licencias de Armas de Fuego", aparece hoy en Internet en la Revista de Salud Urbana (Journal of Urban Health). La encuesta fue realizada por el Programa de Prevención de Violencia de UC Davis en el 2011.

© iStockphoto
Las razones para trabajar en el negocio de las armas reflejan una relación entre trabajo e intereses especiales, como participar en tiro deportivo.

Esta publicación inicial ofrece el primer perfil estadístico detallado de los establecimientos minoristas -- traficantes de armas y prestamistas -- que venden armas de fuego.  También detalla características personales y actitudes de los encuestados sobre las armas de fuego, incluyendo sus preocupaciones e incentivos en materia de empleos en la industria de las armas de fuego.

Publicaciones subsiguientes incluirán informes sobre la frecuencia de actividad delictiva en sus negocios, estimaciones de la frecuencia y las motivaciones para participar deliberadamente en la venta ilegal de armas entre sus colegas, y opiniones sobre temas legislativos específicos.

"Los propietarios y ejecutivos de préstamos y tráfico de armas de fuego con licencia federal son fuentes valiosas de información en el comercio minorista de armas de fuego, las conexiones entre las ventas legales e ilegales de armas de fuego, y las políticas diseñadas para prevenir que las armas de fuego que venden se usen en actividades delictivas", dijo Garen Wintemute, director del Programa de Investigación para la Prevención de Violencia de UC Davis y autor del estudio.  "Estuvimos muy satisfechos por su disposición para participar en este estudio y compartir sus ideas con la comunidad científica".

Para realizar el estudio, Wintemute siguió procesos de investigación bien establecidos. Usó la base de datos en Internet de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos para identificar a los prestamistas y traficantes licenciados en EE.UU. que se estima venden 50 armas de fuego o más por año.  Luego Wintemute les envió a los minoristas un cuestionario de 12 páginas con 38 preguntas y un espacio al final para que los encuestados incluyeran comentarios adicionales.  Prestamistas y traficantes licenciados de California, Connecticut, Hawaii, New Jersey, Nevada, Pennsylvania y Virginia fueron excluidos de la encuesta porque el Sistema Nacional de Averiguación Instantánea de Antecedentes no tenía cómputos disponibles.

De los 1,601 individuos que recibieron los cuestionarios, 591 completaron y enviaron las encuestas, con un índice general de respuesta del 36.9 por ciento.  Prestamistas y traficantes de armas de fuego respondieron prácticamente en igual número. Los encuestados empleados por corporaciones licenciadas en lugares múltiples (como negocios minoristas y de artículos deportivos) respondieron con menos frecuencia (19.7%) que aquellos empleados por una sola corporación licenciada o por un propietario individual (41.1 por ciento).  El grupo en general fue demográficamente homogéneo: hombres anglosajones no hispanos de 54 años de edad en promedio.

La mayoría de los prestamistas y traficantes de armas de fuego (54.9 por ciento) opinó que es demasiado fácil para los delincuentes obtener armas en EE.UU.  La opinión varió muy poco con edad y sexo, fue de alguna manera más común entre prestamistas y traficantes de armas de fuego, y más común entre los encuestados de corporaciones licenciadas en lugares múltiples.  Las razones para trabajar en la industria de armas de fuego reflejaron una relación entre el trabajo y los intereses especiales de los encuestados, como introducir a los nuevos dueños de armas a deportes de tiro y ayudar a crear comunidades más seguras en vez de buscar un beneficio material personal.  Las mayores preocupaciones fueron demasiadas regulaciones para el control de armas y temor de que el gobierno pueda confiscar sus armas.

Una mayoría de los traficantes de armas (44.7 por ciento) que participaron de la encuesta operan tiendas de artículos deportivos o negocios minoristas en general, 28.7 por ciento son negocios especializados de armas, y 18.2 por ciento están ubicados en residencias.  Los traficantes de armas parecieron más propensos que los prestamistas a especializarse en tipos específicos de armas de fuego y vender armas de fuego en shows de armas o Internet.  Los prestamistas reportaron un mayor porcentaje de ventas a mujeres y ventas de revólveres más baratos.  Se identificó también una relación directa entre la frecuencia de intentos de comprar por parte de personas que tenían prohibido tener armas de fuego y las ventas de armas de fuego que luego fueron usadas en delitos.

Wintemute indicó que el grupo de presión de la industria de las armas trató de interferir con la ejecución de la encuesta.

"Organizaciones nacionales grandes trataron de bloquear esta investigación, aun cuando la misma podría ayudar a proteger la salud y seguridad del público sin interferir con los usos legítimos de las armas de fuego", dijo Wintermute. "Dos días después de enviar el primer cuestionario, la Fundación Nacional de Tiro Deportivo publicó avisos en su sitio Web 'alentando a los minoristas a no participar en este estudio'.  La Asociación Nacional del Rifle (NRA) hizo lo propio inmediatamente enviando un aviso similar a todos sus miembros".

A pesar de la interferencia, el estudio de Wintermute tuvo un índice de respuesta que es comparable a otras encuestas de establecimientos minoristas usando métodos similares.  Según Wintemute, el incidente demuestra la influencia que los grupos de presión de la industria han tenido por muchos años para limitar la investigación sobre armas de fuego y heridas.

"El Congreso ha impedido efectivamente que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) realicen o apoyen investigaciones sobre la violencia con armas de fuego desde 1995", dijo Wintemute.  "Ahora los Institutos Nacionales de Salud tienen las mismas restricciones.  Con la continua epidemia de violencia de armas de fuego, es claro que se necesitan más investigaciones, no menos".

Pero las cosas están cambiando.

Wintemute dice que en julio del 2012, Jay Dickey, que fue el contacto de la NRA en el Congreso para las restricciones en CDC, escribió en el Washington Post que "se deben realizar investigaciones científicas sobre la prevención de heridas por armas de fuego".

"Si vamos a prevenir tragedias masivas como la balacera en Aurora, Colorado, y la violencia endémica de armas de fuego que mata y hiere a un promedio de cerca de 300 personas por día, todos debemos apoyar investigaciones que identifiquen las causas de la violencia de armas de fuego y señalen remedios efectivos", dijo Wintemute.

La investigación fue apoyada en parte por una contribución de la California Wellness Foundation.  El planeamiento inicial también fue apoyado en parte por la Joyce Foundation.

Sistema de Salud de UC Davis
El Sistema de Salud de UC Davis mejora la salud de pacientes en todas partes y lo hace proveyendo excelente atención médica, conduciendo investigaciones revolucionarias, promoviendo educación innovadora e interprofesional, y fomentando sociedades dinámicas y productivas con la comunidad. El sistema académico de salud incluye una de las mejores facultades de medicina del país, un hospital educativo de 619 camas de cuidados intensivos, un grupo de médicos de 1000 miembros y la nueva Facultad de Enfermería Betty Irene Moore. El Sistema de Salud de UC Davis alberga un centro de cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer, un instituto internacional de desarrollo neurológico, un instituto de células madre y un hospital infantil integral. Otros centros nacionalmente reconocidos se concentran en avanzar la telemedicina, mejorar la salud vascular, eliminar las desigualdades de salud y traducir los resultados de sus investigaciones en nuevos tratamientos para los pacientes. Juntas, estas entidades hacen de UC Davis un centro de innovación que está transformando la salud de todos. Para mayor información, visite healthsystem.ucdavis.edu.