Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | July 5, 2012

Programa de UC Davis trata la necesidad de diversidad entre los médicos

(SACRAMENTO, Calif.)

Un programa innovador de educación médica que combina psiquiatría con capacitación en práctica familiar o medicina interna ha recibido $1.2 millones en fondos adicionales del Departamento de Salud Mental de California para extenderlo hasta el año 2014.

Establecido en 2009, el programa de Capacitación de Residencia Ambulatoria de Medicina Integral/Psiquiatría (IMPART, por sus siglas en ingles) es el programa combinado más grande de su tipo en el país, y el único en el oeste de Estados Unidos que combina residencias en medicina interna con psiquiatría.  Actualmente el programa tiene 18 médicos, pero en julio, con los fondos suplementarios, cuatro médicos más empezaron su programa de cinco años para certificarse en dos especialidades.

"El subsidio es un claro reconocimiento de la importancia de la medicina integrada en el sistema de salud actual", dijo Robert McCarron, profesor asociado en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta y la División de Medicina del Dolor.  McCarron también es ex presidente de la Asociación de Medicina y Psiquiatría y la Sociedad de Psiquiatría de California Central.

"No sólo estamos capacitando a médicos que en su mayoría vienen ellos mismos de comunidades marginales o multiculturales, sino a médicos que también trabajarán en esas comunidades y serán directores de residencias, legisladores y líderes de opinión en esta área tan importante", dijo.

La investigación indica que los médicos de grupos minoritarios también son más propensos a trabajar en áreas con escasez de trabajadores de salud, atendiendo a comunidades marginales, pacientes de su mismo grupo étnico y recipientes de Medicaid.

La salud integrada ha emergido como un necesario movimiento nuevo en Estados Unidos para responder a las necesidades de salud física y mental en la atención primaria.  Bajo la reforma de salud, se espera que la demanda de médicos de atención primaria aumente significativamente; además, más de la mitad de toda la atención de salud mental ahora se ofrece en el marco de la atención primaria.  En el futuro cercano, el programa IMPART ya habrá capacitado a prestadores para aliviar lo que se proyecta como una escasez aguda de médicos en California y toda la nación.

Los individuos con enfermedades mentales graves pueden vivir 25 años menos que la población en general, y los médicos se pierden casi la mitad de las condiciones comórbidas de las enfermedades crónicas en personas con enfermedades mentales.  Los programas combinados de residencia no sólo capacitan a los médicos de atención primaria para reconocer y tratar problemas mentales, sino que también entrenan a los psiquiatras para ofrecer mejor atención y más medicina preventiva y mejorar así el resultado de los tratamientos en todos los pacientes.

"Un enfoque multicultural es imperativo en California, donde las minorías ahora son una mayoría", dijo Sergio Aguilar-Gaxiola, profesor de medicina interna y director del Centro de UC Davis para la Reducción de Disparidades de Salud. "Nuestra meta a través del programa IMPART es responder a las necesidades de la población de pacientes en California, y esa población es cada vez más diversa.  Se estima que la reforma de salud aumentará sin precedentes el número de pacientes con cobertura, y porque estos pacientes vendrán mayormente de comunidades pobres y marginales,  será necesario que los centros académicos de salud redefinan fundamentalmente sus prácticas esenciales de capacitación y prestación de servicios de salud.  Iniciativas innovadoras como el programa IMPART están contribuyendo estratégicamente a aumentar la cantidad de personal preparado para trabajar con estas comunidades de pacientes sin cobertura ni servicios suficientes".

Los residentes reciben capacitación combinada en la Clínica de Salud Conductual Integrada en el Centro de Atención Primaria del Condado de Sacramento, como así también en clínicas de medicina integrada en el Centro Médico de UC Davis.

Angie Yu, que está en su segundo año de residencia en medicina interna combinada y psiquiatría, se interesó en el programa cuando hizo rotaciones como estudiante de medicina en la Clínica de Salud Conductual Integrada.

Yu viene de una familia inmigrante de China en San Francisco y vio directamente cómo las diferencias culturales y lingüísticas pueden ser obstáculos para recibir la calidad de atención que otros dan por sentado.

 "Los problemas psiquiátricos muchas veces se confunden con los problemas de salud que enfrentan las comunidades inmigrantes", dijo Yu.  "El estigma en torno a las enfermedades mentales agrega un obstáculo más, y cuando se superponen con circunstancias socioeconómicas que ya son desfavorables, buscar la atención que necesitan se vuelve extremadamente difícil para estos pacientes".

Yu recuerda a un hombre de Pakistán a quien vieron repetidamente en una clínica de salud por una serie de quejas físicas imprecisas. Cuando finalmente se lo derivó a la Clínica de Salud Conductual Integrada, los residentes hablaron con él sobre su vida y su situación social, enterándose de que el paciente estaba completamente solo en Estados Unidos y sumamente deprimido.  Un examen físico también reveló que tenía una infección del oído que le causaba fiebre con frecuencia, lo cual no se había detectado previamente por la distracción de todas sus quejas.

 "La capacitación combinada permitió que se usara un enfoque integrado para tratar los problemas físicos subyacentes del paciente en el contexto de sus necesidades de salud mental", dijo Yu.  "Nosotros atendemos a muchos pacientes con historias similares, y es muy gratificante poder tratar al paciente en su totalidad, alentando a cada uno a ser activo en su bienestar físico y mental".

El programa IMPART es un ejemplo excelente de trabajo de equipo y colaboración interdisciplinaria entre el Centro de UC Davis para la Reducción de Disparidades de Salud y los Departamentos de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta, Medicina Interna, y Medicina Familiar y Comunitaria.  La financiación viene de la Ley de Servicios de Salud Mental que se aprobó en 2004 -también conocida como Proposición 63--que aplica un impuesto de un 1 por ciento sobre el ingreso de los californianos que ganan más de $1 millón al año.  Redactada por el entonces asambleísta de California Darrell Steinberg y Rusty Selix, director ejecutivo de la Asociación de Salud Mental en California, la ley está diseñada para ofrecer atención mejor coordinada y más exhaustiva e integral a pacientes con enfermedades mentales, particularmente en comunidades marginales.  Los fondos están destinados a una variedad de programas de salud mental, incluyendo capacitación y educación de la fuerza laboral.

Centro para la Reducción de Disparidades de Salud
El Centro para la Reducción de Disparidades de Salud, en sociedad con el Centro de Ciencia Clínica y Traslativa de UC Davis, ofrece liderazgo y apoyo dentro y fuera del Sistema de Salud de UC Davis para promover la salud y el bienestar de comunidades étnicas diversas.  El centro se concentra en crear concientización sobre los atributos culturales y lingüísticos únicos que tienen las comunidades minoritarias, desarrollando comunicaciones cultural y lingüísticamente competentes para los profesionales de salud, y trabajando con legisladores, administradores, proveedores, pacientes y familias para reducir las desigualdades de salud y mejorar la calidad de la atención.  Siguiendo la larga trayectoria de UC Davis de atender a las poblaciones más vulnerables y necesitadas de la región de Sacramento, el centro crea concientización, realiza investigaciones críticas y ayuda a aquellas comunidades cuyas necesidades nunca han encontrado respuesta en el sistema tradicional de salud.  La meta fundamental del centro es mejorar los resultados de salud para todos.  Para mayor información, visite www.ucdmc.ucdavis.edu/crhd