Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | May 25, 2012

La mayoría de los costos por enfermedades y lesiones ocupacionales son pagados por el gobierno y el sector privado más que por seguro de compensación de trabajadores, según estudio de UC Davis

(SACRAMENTO, Calif.)

Investigadores de UC Davis han mostrado que el seguro de compensación de trabajadores no se usa tanto como se debería usar para cubrir los miles de millones de dólares que le cuestan a la nación las enfermedades y lesiones en el lugar de trabajo.  En cambio, casi el 80 por ciento de estos costos son absorbidos por seguros médicos ofrecidos por los empleadores, y por Medicare, Medicaid, empleados, Seguridad Social y otros fondos de incapacidad y pagadores.

Los autores del estudio, publicado en la edición de abril de la Revista de Medicina Ambiental y Ocupacional, dijeron que este traspaso de costos lleva a primas artificialmente bajas de seguro de compensación de trabajadores que se deberían usar para cubrir los salarios y la atención médica de los empleados lesionados en el trabajo.

"Este es un ejemplo clásico de lo que en economía llamamos 'externalidad negativa' -cuando los precios no reflejan adecuadamente los costos que se transfieren a otros y que producen resultados sociales negativos", dijo Paul Leigh, autor principal del estudio y profesor de ciencias de salud pública de UC Davis afiliado con el Centro de Políticas de Salud de UC Davis.   "Las lesiones y enfermedades de los trabajadores cuestan mucho más de lo que los pagos actuales de compensación de trabajadores sugieren, y las bajas primas que resultan ofrecen poco incentivo a las compañías para promover seguridad en el lugar de trabajo".

En un estudio que publicó el año pasado, Leigh, experto en salud y economía del trabajo, descubrió que los costos anuales totales por heridas y enfermedades ocupacionales en el 2007 fueron de casi $250 mil millones: $67.09 mil millones en atención médica y $182.54 mil millones en productividad perdida.

En el estudio actual de costo-de-enfermedades, Leigh mostró que sólo el 21 por ciento -o $51.7 mil millones--de esos costos fueron cubiertos por seguro de compensación de trabajadores.  Leigh también identificó quién paga los $198 mil millones extras -o 79 por ciento.

Combinando la información del 2007 de varias organizaciones públicas y sin fines de lucro, incluyendo la Agencia de Estadísticas Laborales y el Concejo Nacional de Seguro de Compensación, Leigh vio que los costos médicos por lesiones y enfermedades ocupacionales fueron pagados principalmente por tres fuentes:

  • Compensación de trabajadores: $29.86 mil millones
  • Otro seguro de salud -no compensación de trabajadores: $14.22 mil millones
  • Trabajadores y sus familias: $10.38 mil millones
  • Medicare: $7.16 mil millones
  • Medicaid: $5.47 mil millones

Leigh también vio que sólo $21.86 mil millones de los costos por pérdida de productividad son pagados por aseguradores de compensación de trabajadores, con los restantes $160.68 mil millones cubiertos por otras fuentes, incluyendo los trabajadores y sus familias, el fondo por Discapacidad de Seguridad Social y fondos estatales por discapacidad. "La transferencia de los costos afecta a todos, porque todos estamos pagando más impuestos de Medicare e ingresos para ayudar a cubrir ese 79 por ciento", dijo Leigh.

Leigh sugiere tres cambios en el actual sistema de compensación de trabajadores y las prácticas laborales de salud para reducir la transferencia de costos y los costos totales, y ayudar a asegurar la seguridad en el lugar de trabajo:

  1. Eliminar el estigma generalmente asociado con la presentación de reclamos de compensación de trabajadores reconociendo abiertamente la legitimidad del uso del seguro de compensación de trabajadores para lesiones ocupacionales.
  2. Alentar a más estados a adoptar sistemas gubernamentales de compensación de trabajadores de pagador único para ahorrar costos administrativos.
  3. Basar las primas en experiencias de lesiones específicas de una compañía en lugar de estimaciones en base a toda la industria, lo cual alentaría a las compañías a reducir las primas reduciendo los peligros en el lugar de trabajo.

"Las metas al final deberían ser tratar integralmente la forma como la medicina ocupacional es administrada y establecer culturas de seguridad para los trabajadores", dijo Leigh.

James Marcin, profesor de pediatría de UC Davis asociado con el Centro de Políticas de Salud de UC Davis, fue co-autor de "Beneficios de Compensación de Trabajadores y Transferencia de Costos por Lesiones y Enfermedades Ocupacionales".  Para obtener una copia del estudio, solicítelo a Marjory Spraycar: m.spraycar@verizon.net.

La investigación recibió financiamiento parcial del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (becas OH008248-01 y U54OH007550).

Sistema de Salud de UC Davis
El Sistema de Salud de UC Davis mejora la salud de pacientes en todas partes a través de excelente atención médica, investigaciones revolucionarias, educación innovadora e interprofesional, y sociedades dinámicas y productivas con la comunidad.  El sistema académico de salud incluye una de las mejores facultades de medicina del país, un hospital educativo de 645 camas de cuidados intensivos, un grupo médico de 800 miembros y la nueva Facultad de Enfermería Betty Irene Moore.  El Sistema de Salud de UC Davis alberga un centro oncológico designado por el Instituto Nacional del Cáncer, un instituto internacional de desarrollo neurológico, un instituto de células madre y un hospital infantil integral. Otros centros nacionalmente reconocidos se concentran en avanzar la telemedicina, mejorar la salud vascular, eliminar las desigualdades de salud y traducir el resultado de sus investigaciones en nuevos tratamientos para los pacientes.  Juntas, estas entidades hacen de UC Davis un centro de innovación que está transformando la salud de todos.  Para mayor información, visite healthsystem.ucdavis.edu.