Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | May 23, 2012

El riesgo de tener un hijo con autismo o retraso del desarrollo es más del doble en madres que tuvieron fiebre durante el embarazo, según un estudio del Instituto MIND de UC Davis

El resultado lleva a los autores a recomendar más estudios sobre inflamación y desarrollo neurológico

Editor's note:

Haga clic aquí para ver fotos de alta resolución de Ousseny Zerbo e Irva Hertz-Picciotto.
View this release in English 

(SACRAMENTO, Calif.)

Un equipo de investigadores de UC Davis ha mostrado que en madres que tuvieron fiebre durante el embarazo el riesgo de tener un hijo con autismo o retraso del desarrollo fue más del doble que el de madres que no tuvieron fiebre o tomaron medicamentos de venta libre para controlarla.

"Nuestro estudio ofrece fuerte evidencia de que controlar la fiebre durante el embarazo puede ser efectivo para modificar el riesgo de tener un hijo con autismo o retraso del desarrollo", dijo
Ousseny Zerbo, autor principal del estudio, candidato a Ph.D con UC Davis cuando se realizó el estudio y ahora investigador post-doctoral con la División de Investigación de Kaiser Permanente en California del Norte. "Nosotros recomendamos que las mujeres embarazadas que tengan fiebre tomen medicamentos antipiréticos y busquen atención médica si la fiebre persiste".

Publicado en Internet en la Revista de Autismo y Trastornos del Desarrollo, se cree que el estudio es el primero en considerar cómo la fiebre por cualquier causa, incluyendo la gripe, y su tratamiento durante el embarazo puede afectar las probabilidades de tener un hijo con autismo o retraso del desarrollo.

Los resultados están basados en información de una amplia investigación de casos y controles conocida como Estudio de Riesgos Genéticos y Ambientales del Autismo Infantil (CHARGE, por sus siglas en inglés), liderado por el Instituto MIND de UC Davis. Otro estudio reciente basado en información del estudio CHARGE indicó que las madres obesas o diabéticas eran más propensas a tener hijos con autismo.

Irva Hertz-Picciotto, profesora de ciencias de salud pública en UC Davis e investigadora principal de CHARGE, señaló que la fiebre es producida por una inflamación severa -la reacción más inmediata y natural del sistema inmunológico a una infección o herida--y que madres con anormalidades metabólicas como diabetes y obesidad  pueden tener una inflamación crónica, que ya no tiene un propósito beneficioso y puede dañar tejidos sanos.

"Porque la obesidad y la diabetes, como así también la fiebre, vienen acompañados de un estado inflamatorio," dijo Hertz-Picciotto, "la pregunta natural es: ¿Podrían los factores inflamatorios tener un rol en el autismo?

Hertz-Picciotto explicó que cuando la gente tiene una infección por virus o bacteria, el cuerpo generalmente reacciona formando una respuesta curativa en la cual los glóbulos blancos despiden citoquinas pro-inflamatorias en el flujo sanguíneo. Algunas citoquinas pueden atravesar la placenta y por lo tanto pueden alcanzar el sistema nervioso central del feto, potencialmente alterando los niveles de neurotransmisores y desarrollo cerebral.

"Definitivamente necesitamos más investigaciones para identificar las formas en las cuales la inflamación puede alterar el desarrollo cerebral", dijo Hertz-Picciotto.

El estudio CHARGE incluye una población de niños de 2 a 5 años de edad de distintos orígenes étnicos nacidos en California y viviendo en el norte de California.  El estudio actual incluyó 538 niños con autismo, 163 niños con retraso del desarrollo pero sin autismo, y 421 niños con desarrollo normal cuyas madres respondieron cuestionarios estandarizados sobre si tuvieron gripe y/o fiebre durante el embarazo y si tomaron medicamentos para tratar su enfermedad.

Los resultados mostraron que la gripe durante el embarazo no estaba asociada con un mayor riesgo de tener un hijo con autismo o retraso de desarrollo.  Sin embargo, fiebre durante el embarazo fue reportada más por las madres de niños con autismo (2.12 más) o retraso del desarrollo (2.5 veces más), en comparación con madres  de niños desarrollándose normalmente.  Para los hijos de madres que tomaron medicamentos para la fiebre, el riesgo de autismo no fue diferente del riesgo en niños cuyas madres dijeron no haber tenido fiebre.

Según Irva Hertz-Picciotto,  los resultados basados en información de CHARGE son dignos de notar por la muestra grande en la que se basa el estudio y la detallada información sobre los participantes. Otras evaluaciones de CHARGE han mostrado que tomar vitaminas prenatales antes y durante el primer mes de embarazo puede ayudar a prevenir el autismo y que vivir cerca de una autopista o en áreas con alta contaminación del aire está asociado con un mayor riesgo de autismo en los niños.

"CHARGE ha obtenido una gran cantidad de información ambiental, demográfica y médica de niños y padres y ofrece una sólida base para una variedad de estudios epidemiológicos", dijo  Hertz-Picciotto. "Esos estudios nos están ayudando a encontrar formas de proteger el desarrollo neurológico en la infancia".

El estudio, "¿Se pueden asociar la influenza y la fiebre durante el embarazo con autismo y retraso del desarrollo? Resultados del estudio CHARGE (Estudio de Riesgos Genéticos y Ambientales del Autismo Infantil)", fue financiado por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (becas R01-ES015359 y P01-ES11269), el programa STAR de la Agencia Federal de Protección Ambiental y el Instituto MIND de UC Davis.  El estudio está disponible en www.springerlink.com/content/x7602q07w228t313/?MUD=MP.

Además de Zerbo y Hertz-Picciotto, otros autores del estudio de UC Davis fueron Robin Hansen del Departamento de Pediatría, Sally Ozonoff del Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta, Cheryl Walker del Departamento de Obstetricia y Ginecología y Ana-Maria Losif del Departamento de Ciencias de Salud Pública. Hertz-Picciotto, Hansen, Ozonoff y Walker también están afiliados con el Instituto MIND de UC Davis (Investigación Médica de Trastornos del Desarrollo Neurológico).

El Instituto MIND de UC Davis en Sacramento, CA, es un centro colaborativo internacional de investigación comprometido al conocimiento, entendimiento, prevención, atención y cura de trastornos del desarrollo neurológico. Usando la avanzada tecnología biomédica e infraestructura de investigación de UC Davis, los médicos y científicos del instituto trabajan en investigaciones que asegurarán un futuro mejor para las personas con trastornos del desarrollo neurológico, que afectan a uno de cada veinte estadounidenses.