Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | March 29, 2012

Estudio de sueño en adolescentes muestra conexión entre los tiempos del cerebro y la maduración sexual

(SACRAMENTO, Calif.)

En el estudio longitudinal más grande hasta ahora de la actividad eléctrica en el cerebro de adolescentes mientras están durmiendo, científicos de UC Davis han descubierto que el período de maduración del cerebro están asociado al período de la pubertad.

Publicado en Internet en los Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, el estudio usó medidas de electroencefalogramas (EEG) del cerebro e indicadores físicos de la pubertad para mostrar una conexión en el desarrollo de los sistemas que controlan la conducta y la reproducción. Los autores estiman que el resultado podría generar estudios que revelen anormalidades en el cerebro que contribuyen a enfermedades mentales que se vuelven evidentes por primera vez durante la adolescencia  - tales como la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Sleep study courtesy of the Davis Enterprise
Un estudio EEG de adolescentes durmiendo ha mostrado una conexión entre los tiempos de la madurez del cerebro y del cuerpo. Foto cortesía de Wayne Tilcok / Davis Enterprise.

"La conexión entre la madurez del cerebro y el cuerpo se ha sospechado durante mucho tiempo, pero demostrar su existencia ha sido difícil", dijo Ian Campbell, científico de proyectos en psiquiatría y ciencias de la conducta en UC Davis y autor principal del estudio.  "Nos fue posible demostrar esta asociación porque pudimos seguir ambos procesos dentro de un grupo grande de adolescentes durante los años cruciales de la adolescencia. Explorar los mecanismos que subyacen en esta relación podría ayudarnos a entender mejor los problemas de salud mental de los adolescentes".

En una investigación previa, Campbell y su colega Irwin Feinberg, profesor en la residencia de psiquiatría y ciencias de la conducta en UC Davis y líder del estudio actual, demostraron que la actividad en el EEG disminuyó bruscamente -en más de un 60 por ciento--durante la adolescencia. Los científicos atribuyeron la disminución a una reducción de actividad neuronal a causa de la poda sináptica a medida que el cerebro avanza hacia la adultez. Su nuevo estudio muestra que este proceso está ligado al tiempo de la progresión de la pubertad. Los varones y las mujeres que pasaron por la pubertad más temprano también mostraron una disminución más temprana de actividad en el EEG.

"El sistema nervioso central es muy inteligente porque produce muchas más neuronas de las que son necesarias a una temprana edad, dándole al cerebro más joven las neuronas de refuerzo que necesita para reorganizarse y compensar por funciones cerebrales perdidas después de una lesión", dijo Feinberg, autor de un estudio anterior sobre la reorganización del cerebro en los adolescentes. "Pero si bien el cerebro adulto pierde ese poder reconstructivo, tiene el número más eficiente de neuronas necesarias para optimizar funciones ejecutivas del cerebro, haciendo posibles las funciones cognitivas adultas".

Para el estudio actual, el equipo evaluó a 67 adolescentes sanos -34 mujeres y 33 varones--con EEGs dos veces al año por la noche, registrando fluctuaciones en la actividad eléctrica dentro de las neuronas del cerebro.  Un grupo de participantes empezó el estudio a los 9 años de edad y fue evaluado hasta los 16 años, y otro grupo entró al estudio a los 12 años y fue evaluado hasta los 18. A un mes del EEG de cada joven, su estado de pubertad fue determinado por un médico usando la escala Tanner de desarrollo de las mamas en las mujeres, y desarrollo genital tanto en las mujeres como en los varones.

Los resultados mostraron que las fluctuaciones del EEG durante el sueño con movimientos oculares lentos --cuando el cerebro está más recuperativo - disminuyeron en todos los participantes, con la disminución más rápida entre los 12 y 13 años en las mujeres y entre los 13 y 14 en los varones. En comparación con los resultados de la escala Tanner, hubo una relación fuerte entre los tiempos del cambio de este cerebro y el desarrollo puberal.

Campbell y Feinberg esperan que sus descubrimientos inspiren investigaciones para determinar  si eventos neuroendocrinos de la pubertad influencian la maduración cerebral de los adolescentes o si estos son procesos independientes pero paralelos.

"Ahora que sabemos que los procesos están vinculados en el tiempo, tenemos que determinar cómo", dijo Campbell.  "Puede haber un mecanismo fisiológico de control, o simplemente pueden tener los mismos tiempos con provocadores separados.  Todavía hay mucho más que debemos saber sobre el cerebro durante esta etapa crítica del desarrollo humano".

Además de Campbell y Feinberg, Kevin Grimm y Evan de Bie de UC Davis también fueron autores del estudio. Su estudio -Sexo, Pubertad y Tiempo de Sueño; EEG mide maduración del cerebro adolescente"--fue financiado por el Servicio de Salud Pública de EE.UU.  Se puede pedir una copia por correo electrónico a pnasnews@nas.edu.

La Facultad de Medicina de UC Davis es una de las escuelas líderes de medicina en el país, reconocida por sus investigaciones y programas de atención primaria.  La facultad ofrece programas de maestría con acreditación completa en salud pública e informática, y su programa combinado de medicina y doctorado está capacitando a la próxima generación de médicos científicos para conducir investigaciones de alto impacto y traducir sus descubrimientos en mejor atención clínica.  Además de ser reconocida como líder en investigación médica, la facultad está comprometida a atender a comunidades marginales y mejorar la atención médica rural.  Para mayor información, visite la Escuela de Medicina de UC Davis en http://medschool.ucdavis.edu.