Skip to main content
News from UC Davis Health System

News from UC Davis Health System

NEWS | February 10, 2012

Los estudios de autismo del Instituto MIND considerados entre los mejores del mundo en el 2011

(SACRAMENTO, Calif.)

Tres investigaciones del Instituto MIND de UC Davis  están entre las 10 Mejores Investigaciones del 2011 seleccionadas por la organización de ciencia y  lucha contra el autismo más grande del mundo.
Autism Speaks reconoció al Instituto MIND por sus investigaciones sobre el autismo en una amplia gama de campos, incluyendo epidemiología, inmunología y microbiología médica, y el índice de recurrencia de la enfermedad entre hermanos.

La organización anunció sus 10 Mejores Investigaciones del 2011 en su sitio de Internet.
"Este reconomiento refleja la amplitud, profundidad y fuerza de la investigación transformativa realizada por el Instituto MIND de UC Davis", dijo Claire Pomeroy, vice rectora de ciencias humanas y de salud y decana de la Facultad de Medicina de UC Davis. "Las investigaciones del Instituto MIND están creando nuevas ideas que hoy están cambiando la vida de las personas con autismo y sus familias en Estados Unidos y el mundo".

Los tres estudios incluyen una investigación liderada por Paul Ashwood, profesor asistente en el Departamento de Inmunología y Microbiología Médica, titulada "Las citoquinas de plasma elevadas en trastornos del espectro autista muestran evidencia de disfunción inmunológica y están asociadas a impedimentos de conducta".  Fue publicado en enero del 2011 en la revista Cerebro, Conducta e Inmunidad.

La investigación mostró una función inmunológica de células adaptativas significativamente alterada en niños con trastornos del espectro autista que puede reflejar una activación inmunológica disfuncional, e indicó que estas alteraciones pueden estar vinculadas a molestias en la conducta y el funcionamiento del desarrollo. Otros autores del estudio de UC Davis son Paula Krakowiak, Irva Hertz-Picciotto, Robin Hansen, Isaac Pessah, y Judy Van de Water.

La organización Autism Speaks reconoció un estudio epidemiológico de "Vitaminas prenatales, variantes genéticas funcionales del metabolismo de un átomo de carbono, y riesgo de autismo en el Estudio CHARGE", que se publicó en Internet en mayo del 2011 y en una edición impresa en julio en la revista Epidemiología.

El estudio mostró que las mujeres que dijeron no haber tomado vitaminas prenatales diariamente inmediatamente antes y durante el primer mes de embarazo eran dos veces más propensas a tener un niño diagnosticado con trastorno del espectro autista que las mujeres que tomaron los suplementos.  El riesgo asociado aumentó siete veces cuando estaba combinado con un alto riesgo de índole genética.

La autora principal del estudio es Rebecca J. Schmidt, profesora asistente en el Departamento de Ciencias de Salud Pública. La autora sénior es  Irva Hertz-Picciotto, profesora y jefa de la División de Salud Ocupacional y Ambiental en el Departamento de Ciencias de Salud Pública. Schmidt, Hertz-Picciotto y sus colegas postulan en el estudio que el ácido fólico, la forma sintética del folato o vitamina B9, y las otras vitaminas B en suplementos prenatales, probablemente sirvan de protección contra déficits en el desarrollo fetal temprano del cerebro. El folato es reconocido como crítico en el desarrollo neurológico y estudios previos han demostrado que el suplemento de ácido fólico tiene el potencial de prevenir defectos del tubo neural en hasta un 70 por ciento.

Otros autores del estudio son Robin Hansen, Linda Schmidt y Daniel Tancredi de UC Davis y Jaana Hartiala y Hooman Allayee de UCLA.

"Es un honor recibir reconocimiento por nuestro trabajo de parte de Autism Speaks,  una organización bien conocida por promover investigación de vanguardia sobre el autismo", dijo Schmidt. "Esperamos que esta investigación de los factores nutritivos maternales en su interacción con la susceptibilidad genética y en relación al autismo pueda generar más búsquedas de exposiciones modificables que se pueden tratar para la prevención de esta enfermedad".

El tercer estudio reconocido por Autism Speaks fue liderado por Sally Ozonoff, vicepresidente de investigaciones en el Instituto MIND de UC Davis y profesora en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta.

El estudio de Ozonoff, "Recurrencia de riesgos de trastornos del espectro autista: Estudio del Consorcio de Investigación de Hermanos Bebés", se publicó en la revista Pediatría en agosto del 2011. El estudio demostró que el riesgo de que un bebé con un hermano mayor con autismo tenga la misma enfermedad, que antes se estimaba entre un 3 y un 10 por ciento, es significativamente más alto -- aproximadamente el 19 por ciento.

Si bien Ozonoff y sus colegas encontraron un riesgo combinado estimado de todos los participantes de cerca del 19 por ciento, el estudio encontró un riesgo de recurrencia aún más elevado, de más del 26 por ciento en niños varones, y de más del 32 por ciento en bebés con más de un hermano mayor con autismo.

Los participantes del estudio fueron inscriptos en estudios separados que son parte del Consorcio de Investigación de Hermanos Bebés, una red internacional apoyada por Autism Speaks que recaba información de sitios de investigaciones individualmente financiadas para facilitar el estudio de bebés con alto riesgo de desarrollar autismo por tener un hermano mayor con la enfermedad.
"Es un gran honor que nuestro trabajo haya sido seleccionado entre los 10 mejores del año por Autism Speaks", dijo Ozonoff.  "Esto no hubiera sido posible sin el trabajo de equipo de los científicos en 12 universidades que colaboraron en el proyecto, el apoyo del Consorcio de Investigación de Hermanos Bebés, y especialmente la devoción y generosidad de cientos de familias para la ciencia del autismo".

Otros autores del estudio de recurrencia del autismo son Gregory Young y Sally Rogers del Instituto MIND de UC Davis; Alice Carter de la Universidad de Massachusetts, Boston; Daniel Messinger de la Universidad de Miami; Nurit Yirmiya de la Universidad de Jerusalem; Lonnie Zwaigenbaum de la Universidad de Alberta, Canadá; Susan Bryson de Dalhousie University, Halifax, Nova Scotia; Leslie J. Carver y Karen Dobkins de UC San Diego; John Constantino de la Universidad de Washington, St. Louis; Ted Hutman y Marian Sigman de UCLA; Jana M. Iverson de la Universidad de Pittsburgh; Rebecca Landa de Kennedy Krieger Institute; y Wendy L. Stone de la Universidad de Washington, Seattle.

En el Instituto MIND de UC Davis, científicos de renombre mundial realizan investigaciones para identificar mejores tratamientos, así como también las causas y curas para el autismo, el trastorno hiperactivo de déficit atencional, el síndrome X frágil, el síndrome de Tourette y otras enfermedades de desarrollo neurológico. Los avances en neurociencia, biología molecular, genética, farmacología y ciencias de la conducta están llevando a un mejor entendimiento de la función cerebral. El Instituto MIND de UC Davis usa éstas y otras disciplinas para realizar investigaciones colaborativas y multidisciplinarias. Para mayor información, visite www.ucdmc.ucdavis.edu/mindinstitute.